Nuestro objetivo es dar a conocer las bondades, propiedades y virtudes que poseen las plantas, hierbas y frutos naturales, tratando de difundir más información al respecto ya que se desconoce el gran beneficio que aportan a la SALUD. Cualquier comentario al respecto será bien recibido.

jueves, 23 de abril de 2009

LAS MARAVILLAS DEL ALOE VERA O SABILA


Propiedades del Aloe Vera


A lo largo de la historia, el Aloe vera ha sido empleado en el cuidado de la piel y el cabello, además de servir para el tratamiento de múltiples enfermedades. Actualmente, por sus propiedades estéticas, constituye el ingrediente principal de muchos productos de belleza .
Los orígenes del Aloe vera se remontan al Antiguo Egipto. En sus curas diarias, Cleopatra lo usaba como bálsamo para su cuerpo y rostro. En la actualidad, se le reconocen múltiples usos y aplicaciones en la salud, la belleza y la nutrición. De la mano de los españoles, llegó a América, continente donde se le conoce con el nombre de sábila. En muchos lugares del mundo, esta planta se considera "protectora" y portadora de buena suerte. La sábila no sólo cuenta con propiedades estéticas y curativas, también se le atribuyen usos esotéricos. En algunas regiones de América Latina cuelgan su raíz detrás de la puerta de la casa, como símbolo de seguridad y protección.


Los cosmetólogos reconocen que su empleo brinda buenos resultados en el tratamiento de la piel. "El Aloe vera es un buen humectante e hidratante", aclara la cosmetóloga Zaida Zerpa. En efecto, la sustancia emanada por la planta, penetra con facilidad en la epidermis, dermis e hipodermis y expulsa las bacterias y los depósitos de grasa que obstruyen los poros. Al mismo tiempo, la acción de sus nutrientes naturales, minerales, vitaminas, aminoácidos y enzimas, estimula la reproducción de nuevas células.


La sábila es un importante regenerador celular, cicatrizante y tonificador de alta penetración en la piel. "Yo recomiendo a mis pacientes que se apliquen los cristales del Aloe", explica Zerpa. Según la cosmetóloga, la sábila cuenta con propiedades que evitan las arrugas prematuras y retardan las señales de la edad. Además, se puede usar bajo el maquillaje. Por ser una sustancia astringente, debe combinarse con cremas hidratantes, de preferencia aquellas que contengan Aloe entre sus componentes. De igual forma, si se usa por un periodo largo de tiempo, constituye un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y además tiene la propiedad de eliminar manchas causadas por el sol. También, en el campo de la cosmetología, el Aloe vera es usado en tratamientos corporales y reductivos. "Si se mezcla la sábila con algas se pueden obtener excelentes resultados en la reducción de las medidas. Puede ser un buen adelgazante", cuenta Zerpa. Cuando el problema no es la obesidad, sino las estrías, el jugo de esta planta, combinado con yodo blanco, es una mezcla efectiva para combatirlas. "La sábila no sólo actúa sobre la piel sino que, además, es un importante laxante. Pero se debe tomar con precaución", concluye Zerpa. Por si fuera poco, sus cristales ayudan a solucionar problemas de índole capilar como la caspa y la calvicie. Existen suficientes evidencias clínicas que demuestran que la sábila cuenta con propiedades curativas. No sólo constituye un buen medicamento para el tratamiento de quemaduras, también es usada en la cura de úlceras, simples raspaduras, heridas abiertas, gangrena, anemia, manchas por la edad, pie de atleta y otros hongos, entre múltiples afecciones. Así mismo, produce resultados efectivos contra enfermedades respiratorias como la tuberculosis, la bronquitits, el asma, los resfriados y la congestión nasal. En el campo de la odontología es utilizada como blanqueador.


Los especialistas señalan que las personas pueden usar el Aloe vera al mismo tiempo que siguen tratamientos médicos, pero nunca deben sustituirlos. A pesar de que la sábila es una planta que genera efectos prodigiosos en la salud y la belleza, es importante que sea utilizada como un complemento. A pesar de ser considerada una planta de gran utilidad para combatir a las más variadas afecciones, todavía no se ha dicho la última palabra acerca de sus múltiples efectos prodigiosos. Composición de la sábila Agua; resina; aloína; enzimas; proteínas; vitaminas (B12, B6, B5, B, A y C); aminoácidos y oligoelementos (manganeso, calcio, potasio, sodio, aluminio, hierro, zinc, cobre, plata, cromo, fósforo y titanio). Biografía del Aloe vera Otros nombres: Sábila, pita zábila. Familia: Liliáceas. Parte útil: El jugo de las hojas. Hábitat: Originario del sur de Africa, pero extendido a regiones cálidas y desérticas de América -Antillas y Centroamérica- y Asia. Propiedades: De la sábila se obtienen, principalmente, dos productos: o El acíbar. Tiene propiedades laxantes, emolientes e hidratantes para la piel. Constituye un buen aperitivo y purgante. o El gel o jugo de Aloe. Es una sustancia inmunoestimulante (aumenta las defensas) y, a diferencia del acíbar, no tiene propiedades laxantes.


Aplicado localmente es un buen desinfectante y cicatrizante, mientras que por vía oral es depurativo y tonificante. También se emplea como digestivo. Usos generales: Aplicado localmente, el Aloe vera limpia, desinfecta y ayuda a disminuir las cicatrices de heridas, quemaduras y otras afecciones de la piel. En loción se emplea en el tratamiento del eccema causado por los pañales. También alivia la picazón y facilita la cicatrización de la piel en las enfermedades como el sarampión, la rubéola y la varicela. Además, revitaliza el cutis otorgándole tersura, resistencia y belleza. Por vía oral ayuda en el estreñimiento, la insuficiencia biliar y el tratamiento de la úlcera gastroduodenal.
Caracteristicas del Aloe Vera que han sido estudiadas :Nutritivo Inhibidor del dolor AntiinflamatorioCicatrizante Bactericida DigestivoDepurativo Regenerador Celular AntibióticoAntiséptico Coagulante Antiviral



Forma de EmpleoSe han de cortar las hojas más bajas, exteriores y más próximas a la tierra, porque son las más viejas y tienen concentradas todas sus propiedades curativas. La herida cicatriza sin alterar el crecimiento de la planta. Se corta el trozo que se necesita, se sacarán los bordes espinosos; si es para uso interno, se separa la piel y se come la pulpa. Se ha de tener un rato en la boca y masticarla, hasta que esta quede líquida antes de tragarla. Si es para uso externo, se sacan los márgenes espinosos, se abre el trozo por la mitad, y se aplica fregando a modo de cataplasma. Se puede calentar la hoja, pasándola cerca de una fuente de calor antes de su uso.Si se tiene alguna dificultad para ingerir la pulpa, por su posible gusto amargo, a causa del sérver, ha de haberse lavado después de pelado. Es posible tener una sensación babosa en la boca, a causa de su estructura gelatinosa. Esta sensación, dura aproximadamente un par de minutos, es así como se absorbe toda su riqueza, pero si no se puede aguantar, entonces se pasa la pulpa por una batidora, mezclándose, con cualquier clase de zumo de fruta.No es recomendable ingerir Aloe durante el periodo de embarazo, ya que este es astringente. Por lo tanto, se recomienda, excepto en casos de piel con exceso de grasa, alternar el uso de la planta con algún aceite o crema hidratante.Se ha de remarcar, que la constancia es fundamental para obtener buenos resultados. En tratamiento largos por vía interna (osteoporosis, psoriasis, diabetes,...) es conveniente, después de cada mes de ingestión de pulpa, descansar una semana, para que el organismo asimile los efectos. Se corta el trozo a emplear, se quitan los bordes espinosos, la piel se separa y se usa la pulpa, tanto por vía interna como externa. Vía Externa: es muy eficaz en los tratamientos de psoriasis, hongos, eccemas, acné, quemaduras,... Vía interna: para úlceras, diabetes, psoriasis, osteoporosis, fortalecedor del sistema inmunológico,... Esta planta, absorbe las energías negativas de los espacios que uno habita.Aplicaciones Terapéuticas Las hojas frescas o el zumo de Aloe vera resultan ideales para tratar quemaduras producidas por diferentes agentes (por calor, solares, radiaciones, químicas, eléctricas, congelación, etc.) por su acción astringente y antiséptica, así como ampollas, picaduras, cortes, llagas y otras heridas en la piel (evitando el contacto con los ojos). A nivel externo también se puede emplear para desinfectar y cicatrizar heridas, aliviar las hemorroides, dermatitis, psoriaris, eczemas, acné, herpes labial, manchas en la piel y estrías postparto. Por sus propiedades antisépticas se recomienda en caso de pie de atleta y hongos en las uñas; así como en el tratamiento de úlceras crónicas en piernas debido a los mucopolisacáridos contenidos en el gel; problemas capilares como seborrea, caspa y piel grasa; y en caso de problemas dentales como inflamación gingival o halitosis. Sus aplicaciones más significativas por vía interna son los problemas digestivos, úlceras pépticas, hernia de hiato y facilita la digestión por su alto contenido en enzimas; aunque su empleo más extendido y conocido en su uso para tratar el estreñimiento, su acción laxante se observa transcurridas aproximadamente 8 horas desde su ingestión.


También es útil en problemas hepáticos, renales y pancreáticos, como dispepsias y disquinesias biliares. Activa el riego sanguíneo, la circulación linfática y las funciones renales ayudando a regenerar y depurar de la sangre. El jugo de aloe vera también puede tomarse internamente en caso de dificultades respiratorias como tuberculosis, bronquitis, asma, resfriados, congestión nasal y anemia por su alto contenido en vitaminas y minerales. Incluso refuerza el sistema inmunitario por lo que resulta útil en aquellas enfermedades en las que éste se encuentre deprimido como el Sida.

Uso Cosmético Entre las utilidades del aloe está la de producto cosmético, tanto base del producto como componente esencial del mismo, gracias a sus propiedades regenerativas. Tratamiento de la pielEn aloe penetra en las tres capas de la piel: epidermis, la dermis y la hipodermis, expulsando las bacterias y los depósitos degrasa que tapan los poros. Al mismo tiempo, la acción de los nutrientes naturales, los minerales, las vitaminas, los aminoácidos y las encimas, estimulan la reproducción de nuevas células. También es un importante regenerador celular, cicatrizante, tonificador y de alta penetración en la piel. Cuando se usa con regularidad, evita las arrugas prematuras y retarda las propias de la edad. Reduce la medida de los poros abiertos, y se puede usar bajo el maquillaje. Como el aloe es astringente, se ha de combinar su uso con una crema hidratante, preferiblemente que lleve aloe entre sus componentes. Es un excelente filtro solar de rayos ultravioletas y elimina las manchas causadas por el sol, si se usa por un período largo de tiempo.



El aloe, utilizado después del afeitado, da buenos resultados, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar. Así, usando una loción después del afeitado dará una sensación de gran alivio. Igualmente, en este sentido es muy eficaz utilizado después de la depilación: evita erupciones, granitos y rojeces, cerrando rápidamente los poros dilatados. También es muy efectivo en la prevención o eliminación de pequeñas estrías. La hidratación de la piel con aceite o crema después de que el aloe haya penetrado en la piel es muy importante. El pelo y el cuero cabelludo El jugo de aloe se puede utilizar como champú, fijador y acondicionador, con notables resultados tanto para el cabello, como para el cuero cabelludo. Incluso las enfermedades del cuero cabelludo como la grasa y la caspa, se pueden tratar directamente con jugo de aloe. Higiene bucalEl tratamiento de la boca con aloe es muy bueno para remediar las encías sangrantes e hinchadas. Aligera el dolor de muelas y rebaja los flemones. También es preventivo de las caries y protege de los elementos agresivos que desgastan, a lo largo del tiempo, el esmalte de los dientes. También se pueden tratar enfermedades de la boca como el herpes labial o el afta.



ALOE VERA


El Aloe es una planta fanerógama de la familia de las liliáceas y de la subfamilia de las aloínas (=que produce aloína), con cerca de 280 categorías y 3700 especies, junto con el ajo, cebolla, espárrago etc. Existen 300 diferentes especies pero solo unas pocas están reconocidas por la industria farmacéutica: la Aloe Vera, la Aloe Perry Baker (Aloe soccotrina) y la Africana Miller (Aloe ferox miller). La palabra "Aloe" es la versión latina de la palabra araba alloeh, siria alwai o judía halal que significa "sustancia amarga brillante" y se refiere a la presencia de la savia que se encuentra en la pulpa, debajo la dura piel de sus hoja. Las virtudes de esta planta han sido grabada por muchas grandes civilizaciones desde la de Persia y Egipto en Oriente Medio hasta la Griega e Italiana en Europa, la India, Africana...


La planta es conocida en Asia y en el Pacifico y se encuentra en el folklore de Japoneses, Filipinos y Hawaianos. El primer escrito sobre el valor medicinal de la Aloe se ha encontrado en los "Papiros Ebers" un documento que se remonta al 1500 a.C. En él se describen 12 formulas para mezclar la savia con otro ingredientes para la curación de diferentes trastornos. Los antiguos egipcios consideraban la Aloe como la planta de la inmortalidad y la incluían a los regalos funerarios del faraón como símbolo de vida eterna. También se utilizaba en la embalsamación. La reina Nefertiti solía tomar baños de leche de cabras mezclada con pulpa de Aloe. Para los griegos la planta simbolizaba la belleza, la paciencia, la buena suerte y la salud.

CULTIVO


La mayoría de especies de Aloe se cultivan en la costa Mediterránea y del Mar Rojo, en algunas islas del Océano Indico y China; en el Caribe: Aruba, Barbados, Bonnaire, Jamaica, Puerto Rico; en Norte América: Florida, Texas, California, Arizona, México y Hawai. También en las Islas Canarias Se cultiva el Aloe, tenemos los más importantes cultivos en la parte oriental del archipiélago, en especial en Lanzarote, Gran Canaria y Fuerteventura. En Tenerife y La Palma se desarrollan experimentos con cultivos especiales de gran calidad. Si se desea tener una siembra personal en casa debe realizarse de la siguiente manera. Para su cultivo, es mejor hacerlo en maceta de barro en vez de plástico. Este lo llenaremos con tierra normal de jardín con un 50% de turba, a partes iguales. En el fondo pondremos un drenaje de dos dedos de grava. Se cubrirá la planta hasta el nacimiento de las hojas, esperando un par de semanas, para empezar su riego, así dará tiempo a cicatrizar sus heridas durante el trasplante. Situar la planta en lugar soleado y cálido, donde tenga mucha luz de sol.


En el invierno, la protegeremos del frío. Su reproducción mediante hijos que le nacen alrededor. Cuando estos tengan una altura de cuatro dedos, se han de separar de la planta adulta. Lo podemos hacer de dos maneras: Explorando con los dedos, hasta encontrar su unión de madre e hijo, y la otra, sacándola totalmente de la maceta, separándola de la madre con más precisión y con todas sus raíces, aprovechando así, para recortar las raíces de la planta madre, si es que las tiene demasiado largas, y añadiendo abono vegetal orgánico en la tierra al plantarlo de nuevo. El riego no es un elemento imprescindible, gracias a su gran resistencia a la falta de agua. Aún así, es recomendable regarla con poca agua, lo que nos permitirá dos recolectas anuales. En caso contrario, sólo podemos cortar hojas una vez al año. Hay que vigilar que el agua no se estanque. El aloe puede pasar largas temporadas sin agua, sobre todo en invierno. Sin embargo, cuando las hojas están delgadas y arrugadas, significa que tienen sed. Las hojas tienen que estar firmes y duras, por lo que se requiere muchísimo cuidado, pues se producen quebraduras y roturas facilmente. Su superficie es lisa y brillante.


La planta no soporta las heladas y necesita más de 8-9 Cº.
Muchas diferentes razones han provocado la actual fuerte demanda de esta planta: el descubrimiento (o re-descubrimiento) de su numerosas propiedades terapéuticas con especial énfasis sobre las nuevas propiedades gracias a la ciencia moderna, mejor entendimiento sobre los mecanismos de acción y nuevos métodos de estabilización y conservación del gel. El sistema de producción mas confiable es el proceso en frío. A la pulpa extraída de las hojas se añade vitamina C, E y sorbitolo para prevenir la oxidación, puede ser así conservado en una botella opaca sin perder las propiedades terapéuticas. Una vez abierto hay que guardarlo en la nevera y consumir en 1 mes. Para conservar pulpa de Aloe Vera hay que separarla y cortarla en trozos. Guardar todo en un tarro de cristal lleno con aceite de oliva hasta la tapa y con cierre hermético.



Utilización de la planta de Aloe:


- Corte de la hoja: siempre se cortan las hojas de la parte más baja de la planta, que son las más antiguas. Se aconseja cortar las hojas de noche, o a la mañana muy temprano. Se le quitan las espinas del borde y se la prepara dependiendo su finalidad: se la corta por el centro para usarla con la cáscara o se la descascara para obtener solamente la masa de gel.- Jugo: se extrae usando una juguera, o rallando las hojas y exprimiendo la pasta en una tela fina.- Gel de la hoja: se emplea en forma directa aplicando sobre la parte afectada: cabello, piel, manos, rostro, etc.- Acíbar: se aplica sobre cortes, abrasiones y piel en general.- Inhalación: se hierve la hoja y se respira ese vapor.- Cataplasma: se coloca frío o caliente sobre la parte afectada y se deja fijo para dejar actuar, durante un tiempo prudencial.

ALOE MEDICINAL


Los análisis hechos revelan la excepcional riqueza de esta planta. Cada uno de los elementos que la componen ejerce su beneficiosa acción sobre el organismo pero los científicos creen que trabajen en sinergia. Los importantes componentes son, entre otros: -vitaminas y minerales necesarios para la salud. -antraquinones: aloína, barbaloína y aloe emodina, contenidos en la pulpa, con efectos laxantes. -polisacáridos, mannosa acetilada y acemanan, los últimos y tal vez mas importante elementos descubiertos. -lupeól, acido salicílico, urea nitrogenada, acido cinnamónico, fenól y azufre. Estas substancias son reconocidos antisépticos ya que controlan y matan moho, bacterias, hongos, virus y nos explican como la planta puede eliminar muchas infecciones interiores y exteriores (la solución para acné, manchas, estrías etc.). -anti-inflamatorio acido grasos, campersterol y b-sitosterol, siendo un efectivo remedio contra quemaduras, cortes, abrasiones, reacciones alérgicas, inflamaciones del sistema digestivo, colon hígado, riñones y páncreas. El b-sitosteról ayuda a controlar los niveles de colesterol. -23 polipéptidos que, tomados en zumos, previenen una amplia gama de desórdenes inmunológico. -20 de los 22 aminoácidos necesarios a la producción de las proteínas y 9 aminoácidos esenciales. -el acido cinnamónico capaz de acelerar la renovación de tejidos.




"¿Cuales son los secretos poderes que me han sostenido en mi largo ayuno? Son mi fe en Dios, mi vida simple y frugal y el Aloe, cuyos beneficios descubrí en África del Sur en los primeros años del siglo." - Mahatma Gandhi -



¡ DIOS LES BENDIGA !



2 comentarios:

  1. es necesario dejarla una noche en agua para que bote su yodo? y utilizarla en el rostro o es mejor usarla con su yodo

    ResponderEliminar
  2. Si te huntas aloe en los labios puedes mantenerlos humectados todo el dia

    ResponderEliminar